Historia

Mediados los ochenta, después de trabajar varios años en Suiza, en empresas relacionadas con marcas del prestigio de General Motors y Ford, Ricardo Vidal vuelve a Galicia. En un lugar del Municipio de Vimianzo (Terra de Soneira, zona noroeste de la provincia de A Coruña) nace entonces una pequeña empresa que busca en la competición su principal fuente de ingresos.
Surge así A.R. Vidal Racing, que en poco tiempo consigue ser uno de los principales talleres especializados en mecánica y carrocería del vehículo de competición de Galicia. Al mismo tiempo, y repartiendo sus instalaciones entre Pasarela y el citado Vimianzo, la empresa se convierte en Servicio Oficial Peugeot, dependiente de la concesión de Carballo. Algunos años después, en concreto a finales de la década antes indicada, Ricardo Vidal decide entrar de lleno en la competición, recurriendo para ello a los servicios de un Peugeot 205 Rallye, preparado por él mismo. El contacto con otros pilotos hace que los talleres de Pasarela empiecen a recibir encargos para afinar la mecánica de numerosos pilotos gallegos y nacionales.
Es en 1990 cuando su popularidad empieza a crecer, pasando por sus manos los más competitivos modelos de Peugeot que poblaban los ralis autonómicos. Nombres ya conocidos en el automovilismo gallego, como Manuel Senra, Miguel Dopico, Juanjo Pérez, etc. tenían en sus talleres el centro de preparación de sus unidades. Y poco a poco la buena relación con la firma del león en su sede matriz (Peugeot Sport Francia), hace que los contactos se extiendan a empresas francesas como Sybele o Stac, vinculadas directamente con la mecánica de competición.
El primer gran éxito de Vidal llega en 1994, cuando Sergio Vallejo no tiene rival en el Desafío Peugeot, como ocurrirá en las siguientes dos temporadas con Manuel Muniente y Miguel Fuster. Comienza entonces un carrusel de victorias y triunfos, que abarcan diversas categorías, campeonatos y puntuabilidades distintas. Por citar los ejemplos más sonados, el Europeo de Rallycross, elCampeonato de España o el Mundial de Rallyes ven el buen hacer de coches salidos de sus bancos de pruebas.
En la última década AR Vidal Racing se ha convertido en uno de los preparadores de más prestigio de la marca Mitsubishi a nivel mundial. El trabajo en los diferentes modelos de Mitsubihi Lancer Evo ha servido para que los técnicos de AR Vidal sean solicitados por multitud de clientes, dentro y fuera de las fronteras de este país, logrando además grandes e importantes éxitos en múltiples pruebas intenacionales.
“En automovilismo los grandes triunfos sólo se cuentan cuando se sube a lo más alto del pódium. Nuestro objetivo consiste en una calidad en la preparación de los vehículos de competición, pero también en un trato lo más humano y correcto posible para quienes confían en nosotros a la hora de sacar el mejor provecho de su mecánica. Pese a todo nuestro currículum de triunfos tiene ya cierto peso en el contexto automovilístico, no sólo a nivel nacional, sino europeo y mundial.”

Gal322